Reina tenia mas de 15 años operando con punto de droga 0 81

Vecinos de la señora Reina Pérez Morena aseguran que ella es “buena y honesta, que solo vendía su clerencito”, pero que, por envidia, le pusieron una trampa para que la apresaran.

Sin embargo, otros aseguran que ella tenía al barrio en zozobra, con el punto de drogas que operaba junto a su hijo, Kelvin Ramírez Pérez, desde hace más de 15 años.

Según contó el señor José Ortiz, la venta de drogas era de conocimiento para los lugareños y los mismos agentes de la policía que visitaban la zona, porque se hacía a toda hora del día, noches y madrugadas, tal cual ocurre en algunos de los colmados.

Dijo que su punto de droga era popular y que atraía a gente desconocida para ellos, desde diversos lugares de la capital, los cuales se abastecían de drogas en su casa.

“Ella vendía drogas, vendía drogas ahí, y eso lo sabe todo el mundo, hasta los mismos policías”, dijo el vecino.

Otro hombre, que prefirió no revelar su identidad, informó que en la casa de la señora, de 60 años de edad, ubicada en un callejón de la calle Alto del Chivo, del sector La Venta de Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste, los policías la frecuentaban, aunque no sabe a qué iban. “Eso siempre estaba lleno de policías. Ellos siempre venían a su casa y nunca se metieron con ella”, agregó.

Destacó que en una ocasión la misma junta de vecinos del barrio le quitó el punto de drogas a la mujer y la sacó del barrio, pero volvió a instalarse. “Ella nos tiene arropado y lo que no quiero es que esos niños que vienen subiendo se metan al vicio”, dijo Pérez.

Tal como si se tratara de un colmado, la señora Reina Pérez y su hijo Kelvin Ramírez aparecen en un video, dentro de su casa, el cual circula por las redes sociales, en el que se observa a varios individuos acercarse a las puertas de una casa en la que, aparentemente, le venden bolsitas que pudieran contener algún tipo de droga.

“Deme 600 gramos, mamá”, se escucha decir a uno de los compradores amontonados en detrás de la verja de su casa.

Ayer la Dirección Central de Antinarcóticos de la Policía Nacional (Dican) apresó a la señora Reina Pérez Morena, de 60 años, y Kelvin Ramírez Pérez, de 30, quienes para fines de investigación.

En la residencia los agentes ocuparon una porción de marihuana, otra de cocaína, la suma de RD$55 mil 700 pesos en efectivo, 25 relojes, 15 celulares, una tablet, varios accesorios, una tijera y una balanza para pesar drogas.

La intervención se realizó junto a miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Público.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envían a juicio de fondo el caso de Pablo Ross 0 29

El Quinto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional envió este jueves a juicio de fondo el proceso penal seguido al comunicador Pablo Ross, acusado de abuso sexual contra su hijastra, menor de edad.

El tribunal también ratificó la prisión preventiva como medida de coerción contra Ross, quien deberá seguir recluido en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Hombres.

La audiencia preliminar fue conocida el 25 de marzo pasado, sin embargo, el tribunal se reservó el fallo de auto a apertura a juicio para hoy.

Indica el periódico el Caribe que El Ministerio Público asegura que Ross, durante cuatro años, aprovechaba cuando se encontraba a solas con la adolescente para abusar de ella, mientras le decía que sentía envidia del novio de ésta, ya que “tenía lo que él no podía tener”.

Asimismo, indicó que el comunicador le decía a la joven que su madre no podía enterarse de lo que sucedía.

Ross, quien está acusado de incesto, habría confesado que abusaba de su hijastra, de 16 años, de acuerdo con la madre de la menor, según consta en el expediente que presentó el Ministerio Público. Allí se detallan los interrogatorios de varias personas, entre ellos el de la madre de la adolescente.

Joven muere electrocutado mientras utilizaba celular en Hato Mayor 0 29

Un adolescente de 16 años murió electrocutado supuestamente mientras utilizaba su celular durante estaba cargando en su casa del Batey Las Pajas de la sección Don López de Hato Mayor.

El joven fue identificado como Juan Manuel Paul Polo, residente en la misma comunidad donde ocurrió el hecho, hijo de la señora Yanina Polo.

Fue llevado en estado de gravedad al hospital Ángel Ponce del municipio Consuelo y luego trasladado al hospital Antonio Musa de San Pedro de Macoris, donde falleció en la tarde de este miércoles.

El hecho fue provocado por un cortocircuito de acuerdo a los moradores de Las Pajas, ya que la energía eléctrica presenta alto voltaje.

El mismo cursaba el primero de la secundaria.

Most Popular Topics

Editor Picks