Más de 3.300 recién nacidos murieron en la República Dominicana en el 2018 0 51

Más de 3.300 recién nacidos murieron el año pasado en la República Dominicana, donde, según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), 1 de cada 48 neonatos muere antes de los 28 días.

De acuerdo con el último boletín de la Dirección General de Epidemiología, que aparece publicado hoy en la web del Ministerio de Salud Pública, entre enero y diciembre del año pasado en el país fallecieron 3.395 recién nacidos frente a los 3.136 de 2017.

El 74 % de estas defunciones ocurrió en los primeros 28 días de nacimiento, de acuerdo con el informe.

Un informe publicado el año pasado por Unicef situó a la República Dominicana entre los países con mayor mortalidad de recién nacidos, ocupando el lugar número 51 de 184 naciones analizadas.

La tasa del país caribeño es de 20,8 por mil nacidos vivos, lo que significa que en la nación 1 de cada 48 recién nacidos muere antes de los 28 días, de acuerdo con esa información.

Por otro lado, en cuanto a las muertes maternas, el boletín epidemiológico señaló que el año pasado en el país se registraron 189 frente a las 191 de 2017.

Desde hace años diversos colectivos del país vienen reclamando la despenalización del aborto cuando corre riesgo la vida de la mujer, cuando es producto de violación o incesto y cuando el embarazo es inviable bajo el argumento de que esto favorecería la reducción de estas cifras.

En otro orden, el boletín indicó que 57 personas murieron en 2018 en la República Dominicana por leptospirosis, 10 por tétanos, tres por enfermedad meningocócica, tres por rabia humana, una por dengue, una por malaria y otras más por cólera.

Asimismo, 4 por tosferina, enfermedad de la que se registraron 140 casos frente a los 41 del año pasado.EFE

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VENEZUELA: Se registra explosión de tanques de petróleo; acusan a EE.UU 0 17

Al menos dos tanques de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ubicados en una de las instalaciones de la Faja Petrolífera del Orinoco, el mayor reservorio de crudo del mundo, explotaron este miércoles, confirmaron varias autoridades.

El ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, indicó en Twitter que este hecho se trata de un “ataque a los tanques de almacenamiento” de la compañía Petro San Félix, ubicada en el estado Anzoátegui (este), que persigue “afectar la producción petrolera” del país.

El también presidente de Pdvsa acusó directamente al senador estadounidense Marco Rubio, contrario al Gobierno de Nicolás Maduro, y al jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, por estas “incursiones terroristas en contra” de la estatal.

También acusan a Guaidó

“Guaidó está al frente del asalto a Venezuela. La Justicia se hará cargo de tanto odio demostrado hacia el Pueblo”, agregó el ministro en contra del líder opositor, que se proclamó presidente interino de Venezuela en enero pasado y es reconocido como tal por una cincuentena de países.

Quevedo no ofreció detalles sobre la magnitud de las explosiones que, según otras fuentes consultadas por Efe, ocurrieron en horas de la mañana de este miércoles.

El diputado José Brito, natural de Anzoátegui, explicó que tres tanques han explotado hasta el momento y que se activaron “unidades de emergencia ante el riesgo de nuevas explosiones”.

La Faja Petrolífera del Orinoco es una extensa zona que abarca cuatro estados venezolanos y donde operan varias compañías que explotan esta zona rica en crudo.

En 2012, un complejo petrolero venezolano ubicado en el noroeste del país fue escenario del mayor accidente de la industria petrolera nacional cuando una explosión desató un incendio y dejó al menos 42 muertos y más de un centenar de heridos, así como cuantiosos daños materiales.

Guaidó reclamará “muy pronto” oficina en el palacio presidencial de Venezuela 0 16

El jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, que se proclamó presidente encargado de su país y es reconocido así por una cincuentena de países, dijo este martes que “muy pronto” reclamará la oficina que necesita para “trabajar” en el palacio presidencial de Miraflores, la sede del Ejecutivo.

“Para trabajar necesitamos de una oficina (…), pronto nos vamos a preparar en todo el país para ir a buscar las oficinas que sirven al pueblo de Venezuela, muy pronto vamos a ir a buscar nuestras oficinas en Miraflores”, dijo ante cientos de simpatizantes durante una manifestación en el este de Caracas.

Y minutos antes, al presidir otra manifestación opositora en el oeste de la capital venezolana, un territorio considerado bastión del chavismo, en el poder desde 1999, indicó que tomará una oficina en la sede del Ejecutivo una vez tenga “la construcción de las Fuerzas Armadas totalmente alineadas”.

En ese sentido, pidió a las fuerzas opositoras “confianza” en el movimiento que inició el pasado enero, cuando ascendió a la jefatura del Parlamento y desafió a Maduro al adjudicarse la Presidencia con base en la interpretación que hizo de varios artículos de la Constitución venezolana.

Guaidó también desestimó las acciones que esta misma jornada anunció la Fiscalía en su contra por su presunta implicación en un “sabotaje” que dejó sin energía eléctrica a gran parte del país desde el pasado jueves.

“Me preguntan por un fiscal ¿Cuál fiscal? ¿Un señor que dijo que yo no podía salir del país y recorrimos Suramérica?”, apuntó para luego decir: “Venezuela sabe quién saboteó el país, Venezuela sabe que hace una década decretaron la emergencia eléctrica, que se robaron 100.000 millones de dólares”.

Venezuela registró el jueves pasado un apagón masivo que paralizó al país, pues además de que se suspendieron las jornadas laborales y educativas, las comunicaciones y el transporte también se vieron afectados.

El país registra desde hace años fallos eléctricos que se han agudizado a medida que pasa el tiempo, pero el ocurrido el jueves ha sido el más prolongado en su historia.

Most Popular Topics

Editor Picks