Empresa oficial denuncia un “posible sabotaje” al sistema eléctrico de RD 0 14

La Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED) denunció un posible sabotaje al Sistema Eléctrico Nacional Interconectando (SENI), que ha quedado evidenciado en la quema de postes, por lo cual fue suspendido el servicio eléctrico en zonas de las provincias de Azua, San Cristóbal y La Romana.

Afirmó que el pasado viernes en la región Sur colapsó una línea de 69 kilovatios entre las localidades Pizarrete – Madre Vieja – Goya, luego que desconocidos quemaron un poste en la comunidad de Yaguate, en San Cristóbal, por lo cual quedaron afectadas localidades de San Cristóbal (de manera parcial), Yaguate, Doña Ana e Ingenio CAEI.

La ETED dijo que el sábado último el caso fue mayor, ya que fueron afectados cuatro postes de otra línea a 69 kV que conecta La Romana y Pintado, próximo al peaje, con el mismo modus operandi y cuyo origen no ha sido determinado hasta el momento. Quedaron si el servicio eléctrico las comunidades de Batey Lechuga, Rancho Peligro y Guaymate, de La Romana.

Señaló que la noche del domingo a las 8:50, la ETED se vio en la necesidad de desconectar la línea 69 kV KM 15 de Azua – Fondo Negro para reparar un poste quemado por personas desconocidas. Con la interrupción quedó afectada la subestación de distribución Fondo Negro.

El servicio en cada una de las líneas afectadas fue restablecido tan pronto las brigadas lograron sustituir cada una de las estructuras de madera.

Como parte de su protocolo de seguridad, la ETED dijo que se encuentra investigando las razones reales por las cuales fueron afectadas estas líneas de transmisión

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Andrés Bautista, acusado de incurrir en lavado 0 24

La investigación sobre los sobornos pagados por Odebrecht en el país que durante más de un año realizó un equipo de fiscales de carrera permitió establecer que el exsenador y expresidente del Senado de la República, Porfirio Andrés Bautista García, no consignó en sus declaraciones juradas de patrimonio, cuentas bancarias y otros bienes en los que mediante estas pesquisas se encontraron rastros del enriquecimiento ilícito por más de mil millones de pesos, dijo el ministerio público.

Igualmente, en la acusación presentada contra Bautista García, se afirma que, además de recibir sobornos pagados por la constructora brasileña y, de paso, blanquear dinero ilícito, el imputado se habría enriquecido ilícitamente mientras ejerció sus funciones como senador por la provincia Espaillat desde el año 1998 hasta el 2006.

Indica el periódico Listín Diario que en su primera declaración jurada de bienes como funcionario público, de fecha 30 de mayo de 2003, el imputado Bautista García presentó un balance negativo de bienes patrimoniales. En el mismo orden, declaró que para esa fecha el patrimonio neto compuesto por el personal, más el compartido con Serafín Wilfrido Bautista García y José Rafael López Deschamps, es negativo, por un monto de menos de dos millones cuatrocientos diez mil ochocientos doce pesos con veintinueve centavos (RD$2,410,812.29), resultado que se obtiene de la diferencia de los activos y los pasivos declarados, siendo los pasivos mayores que los activos.

Comparación ingresos

Tras el órgano acusador realizar la comparación de la declaración jurada de patrimonio del año 2003 (depositada en 2004) con la declaración jurada que posteriormente hizo el imputado Bautista García, el 4 de octubre de 2006, para el período legislativo 2006-2010, se determinó que, al margen de las exorbitantes cifras bancarias excluidas, el encartado incrementó su patrimonio sin explicación razonable de su origen.

El Ministerio Público estableció que dicho imputado, de tener cuatro millones ochocientos veintiocho mil seiscientos veintidós pesos dominicanos con setenta y dos centavos (RD$4,828,622.72) en 2003, pasó a tener un incremento patrimonial estimado en treinta y seis millones setecientos setenta y seis mil novecientos veintitrés pesos.

Reina tenia mas de 15 años operando con punto de droga 0 51

Vecinos de la señora Reina Pérez Morena aseguran que ella es “buena y honesta, que solo vendía su clerencito”, pero que, por envidia, le pusieron una trampa para que la apresaran.

Sin embargo, otros aseguran que ella tenía al barrio en zozobra, con el punto de drogas que operaba junto a su hijo, Kelvin Ramírez Pérez, desde hace más de 15 años.

Según contó el señor José Ortiz, la venta de drogas era de conocimiento para los lugareños y los mismos agentes de la policía que visitaban la zona, porque se hacía a toda hora del día, noches y madrugadas, tal cual ocurre en algunos de los colmados.

Dijo que su punto de droga era popular y que atraía a gente desconocida para ellos, desde diversos lugares de la capital, los cuales se abastecían de drogas en su casa.

“Ella vendía drogas, vendía drogas ahí, y eso lo sabe todo el mundo, hasta los mismos policías”, dijo el vecino.

Otro hombre, que prefirió no revelar su identidad, informó que en la casa de la señora, de 60 años de edad, ubicada en un callejón de la calle Alto del Chivo, del sector La Venta de Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste, los policías la frecuentaban, aunque no sabe a qué iban. “Eso siempre estaba lleno de policías. Ellos siempre venían a su casa y nunca se metieron con ella”, agregó.

Destacó que en una ocasión la misma junta de vecinos del barrio le quitó el punto de drogas a la mujer y la sacó del barrio, pero volvió a instalarse. “Ella nos tiene arropado y lo que no quiero es que esos niños que vienen subiendo se metan al vicio”, dijo Pérez.

Tal como si se tratara de un colmado, la señora Reina Pérez y su hijo Kelvin Ramírez aparecen en un video, dentro de su casa, el cual circula por las redes sociales, en el que se observa a varios individuos acercarse a las puertas de una casa en la que, aparentemente, le venden bolsitas que pudieran contener algún tipo de droga.

“Deme 600 gramos, mamá”, se escucha decir a uno de los compradores amontonados en detrás de la verja de su casa.

Ayer la Dirección Central de Antinarcóticos de la Policía Nacional (Dican) apresó a la señora Reina Pérez Morena, de 60 años, y Kelvin Ramírez Pérez, de 30, quienes para fines de investigación.

En la residencia los agentes ocuparon una porción de marihuana, otra de cocaína, la suma de RD$55 mil 700 pesos en efectivo, 25 relojes, 15 celulares, una tablet, varios accesorios, una tijera y una balanza para pesar drogas.

La intervención se realizó junto a miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Público.

Most Popular Topics

Editor Picks