Danilo rechaza el pacto por contrariar interés nacional 0 56

República Dominicana se convirtió ayer en el décimo país del mundo y el primero de Latinoamérica en abstenerse de firmar el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En rueda de prensa en el Salón Orlando Martínez del Palacio Nacional, el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, sostuvo que el pacto tiene disposiciones que resultan contrarias al interés nacional, y por tal razón el presidente Danilo Medina tomó la decisión de rechazar la firma de ese acuerdo.

“Aunque el pacto no tiene carácter vinculante por no tratarse de un tratado internacional estrictamente hablando, su adopción generaría compromisos al Estado dominicano que podrían socavar su capacidad para hacer valer sus normas migratorias e implementar con eficacia las políticas migratorias que el cumplimiento de esas normas exige”, manifestó Espinal.

El funcionario explicó que la firma del pacto crearía compromisos internacionales que podrían limitar al país a dar respuestas o soluciones a los problemas que ocurren en la frontera. Además, la unión al acuerdo tendría como consecuencia innumerables cargas que podrían “desbordar con creces los recursos del país”.

Los demás países que han decidido no firmar el pacto son Estados Unidos, Hungría, Austria, Australia, Bulgaria, Israel, Polonia, la República Checa e Italia. Este último prefirió enviar la decisión al Parlamento antes de brindar una posición formal.

La semana anterior, el mandatario había formado una Comisión Interistitucional a fin de que rinda un informe sobre el pacto, y así el jefe de Estado pudiera decidir sobre si firmar o no.

Esa comisión estuvo encabezada por el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, los ministros de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas, y de Interior y Policía, José Ramón Fadul; el consultor jurídico, Flavio Darío Espinal, y el director de Información, Análisis y Programación Estratégica (DIAPE), Ramón Tejada Holguín.

A continuación el texto íntegro de las declaraciones del consultor jurídico:
Por instrucciones del señor presidente de la República Lic. Danilo Medina Sánchez, hago pública la posición del Gobierno dominicano sobre el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, el cual será conocido en la Conferencia Intergubernamental auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a celebrarse los días 10 y 11 de diciembre en Marrakech, Marruecos.

La iniciativa de trabajar un pacto migratorio está contenida en la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes adoptada el 19 de septiembre de 2016 por los estados miembros de la ONU en la Asamblea General de ese año como respuesta a los grandes desplazamientos de migrantes y refugiados que se estaban produciendo en diferentes partes del mundo, especialmente desde países de África y del Medio Oriente hacia los países europeos. La idea que motivó esa iniciativa fue el interés de buscar una cooperación internacional amplia entre los estados miembros para enfrentar un grave problema que impacta, y sigue impactando, a múltiples países sin que ninguno pudiese, de manera aislada, dar respuestas eficaces a este complejo fenómeno.

La declaración de Nueva York definió un plan de acción con miras a crear los procesos de consulta y negociación entre los estados miembros para arribar a la adopción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular.

Se trata, pues, de una iniciativa que surgió del seno de la ONU con un apoyo inicial por parte de sus estados miembros. Su intención es loable: procurar mecanismos de cooperación para proteger la dignidad humana y los derechos de las personas migrantes, así como para combatir males sociales como el racismo, la xenofobia y la discriminación.

Como país que no solo es receptor, sino también emisor de migrantes, podemos valorar en su justa dimensión la motivación de esta iniciativa. Nosotros queremos que cada dominicano o dominicana que emigra en búsqueda de nuevas oportunidades pueda vivir sin estar expuesto al abuso, al maltrato y la discriminación.

De igual manera, el Gobierno dominicano está comprometido con una política de respeto a los derechos humanos en relación a las personas que emigran hacia nuestro país, aunque sin renunciar a su potestad soberana de hacer valer sus normas migratorias y de proteger sus fronteras.

Esto explica el Plan Nacional de Regularización Migratoria que ha sido ejemplo en nuestra región por la manera ordenada y rigurosa como se ha llevado a cabo, el cual ha permitido que algo más de doscientos mil migrantes hayan regularizado su condición en el territorio dominicano acogiéndose a las diferentes categorías migratorias que contemplan las normas legales sobre la materia. Igualmente, el Gobierno dominicano ha fortalecido su capacidad institucional para realizar las repatriaciones de indocumentados con debido respeto a los derechos humanos de las personas, al tiempo que ha invertido y sigue invirtiendo cuantiosos recursos económicos para mejorar los mecanismos de control y vigilancia de nuestras fronteras.

No obstante, al momento de adoptar una decisión de esta naturaleza y envergadura, el presidente Danilo Medina toma en cuenta, por encima de cualquier otra consideración, el interés nacional a la luz de las condiciones particulares de nuestro país. Su primera y más importante prioridad es la seguridad y el bienestar de los dominicanos, así como la defensa de la Constitución y las leyes.

Es sabido nacional e internacionalmente que nuestro país tiene presiones y desafíos en materia migratoria que transcienden una coyuntura circunstancial; son más bien la expresión de una realidad estructural resultante de la condición prácticamente única en el mundo de una isla con dos países que tienen desbalances enormes en materia económica, social, medioambiental y de seguridad, lo cual requiere de políticas y medidas que se correspondan con la naturaleza del problema que enfrentamos.

Si bien el pacto propuesto tiene innumerables disposiciones que son bien vistas por el Gobierno dominicano, así como por la gran mayoría de los gobiernos alrededor del mundo, también tienen disposiciones que resultan contrarias al interés nacional. Aunque el pacto no tiene carácter vinculante por no tratarse de un tratado internacional estrictamente hablando, su adopción generaría compromisos al Estado dominicano que podrían socavar su capacidad para hacer valer sus normas migratorias e implementar con eficacia las políticas migratorias que el cumplimiento de esas normas exige. Igualmente, pondría cargas al Estado dominicano que, dado el contexto particular de nuestra isla, podrían desbordar con creces nuestros recursos. Asimismo, el pacto crearía compromisos internacionales que le impedirían al Estado dominicano, o lo limitarían enormemente, para dar respuesta a situaciones que puedan presentarse en nuestra frontera terrestre como resultado de las condiciones estructurales y los procesos prolíticos y sociales que se viven en el país vecino.

El Gobierno dominicano tiene que responder también al sentir nacional. La adopción de un pacto de esta naturaleza, por lo que envuelve y por las implicaciones que tiene, requiere de un consenso básico en la sociedad dominicana que no parece existir en las actuales circunstancias.

Por estas razones, el presidente Medina ha impartido las instrucciones para que el Gobierno dominicano no firme ni adopte el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular. Asimismo, el presidente Medina ha dispuesto que el Gobierno dominicano no esté presente en la Conferencia Intergubernamental que se celebrará la próxima semana en Marrakech, Marruecos, con el fin de aprobar y adoptar el referido pacto.

El Gobierno dominicano comunicará al Secretario General de las Naciones Unidas, por los canales diplomáticos correspondientes, las razones por las cuales el Estado dominicano no firmará este pacto atendiendo a las condiciones particulares de la República Dominicana.

Muchas gracias.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Andrés Bautista, acusado de incurrir en lavado 0 23

La investigación sobre los sobornos pagados por Odebrecht en el país que durante más de un año realizó un equipo de fiscales de carrera permitió establecer que el exsenador y expresidente del Senado de la República, Porfirio Andrés Bautista García, no consignó en sus declaraciones juradas de patrimonio, cuentas bancarias y otros bienes en los que mediante estas pesquisas se encontraron rastros del enriquecimiento ilícito por más de mil millones de pesos, dijo el ministerio público.

Igualmente, en la acusación presentada contra Bautista García, se afirma que, además de recibir sobornos pagados por la constructora brasileña y, de paso, blanquear dinero ilícito, el imputado se habría enriquecido ilícitamente mientras ejerció sus funciones como senador por la provincia Espaillat desde el año 1998 hasta el 2006.

Indica el periódico Listín Diario que en su primera declaración jurada de bienes como funcionario público, de fecha 30 de mayo de 2003, el imputado Bautista García presentó un balance negativo de bienes patrimoniales. En el mismo orden, declaró que para esa fecha el patrimonio neto compuesto por el personal, más el compartido con Serafín Wilfrido Bautista García y José Rafael López Deschamps, es negativo, por un monto de menos de dos millones cuatrocientos diez mil ochocientos doce pesos con veintinueve centavos (RD$2,410,812.29), resultado que se obtiene de la diferencia de los activos y los pasivos declarados, siendo los pasivos mayores que los activos.

Comparación ingresos

Tras el órgano acusador realizar la comparación de la declaración jurada de patrimonio del año 2003 (depositada en 2004) con la declaración jurada que posteriormente hizo el imputado Bautista García, el 4 de octubre de 2006, para el período legislativo 2006-2010, se determinó que, al margen de las exorbitantes cifras bancarias excluidas, el encartado incrementó su patrimonio sin explicación razonable de su origen.

El Ministerio Público estableció que dicho imputado, de tener cuatro millones ochocientos veintiocho mil seiscientos veintidós pesos dominicanos con setenta y dos centavos (RD$4,828,622.72) en 2003, pasó a tener un incremento patrimonial estimado en treinta y seis millones setecientos setenta y seis mil novecientos veintitrés pesos.

Reina tenia mas de 15 años operando con punto de droga 0 51

Vecinos de la señora Reina Pérez Morena aseguran que ella es “buena y honesta, que solo vendía su clerencito”, pero que, por envidia, le pusieron una trampa para que la apresaran.

Sin embargo, otros aseguran que ella tenía al barrio en zozobra, con el punto de drogas que operaba junto a su hijo, Kelvin Ramírez Pérez, desde hace más de 15 años.

Según contó el señor José Ortiz, la venta de drogas era de conocimiento para los lugareños y los mismos agentes de la policía que visitaban la zona, porque se hacía a toda hora del día, noches y madrugadas, tal cual ocurre en algunos de los colmados.

Dijo que su punto de droga era popular y que atraía a gente desconocida para ellos, desde diversos lugares de la capital, los cuales se abastecían de drogas en su casa.

“Ella vendía drogas, vendía drogas ahí, y eso lo sabe todo el mundo, hasta los mismos policías”, dijo el vecino.

Otro hombre, que prefirió no revelar su identidad, informó que en la casa de la señora, de 60 años de edad, ubicada en un callejón de la calle Alto del Chivo, del sector La Venta de Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste, los policías la frecuentaban, aunque no sabe a qué iban. “Eso siempre estaba lleno de policías. Ellos siempre venían a su casa y nunca se metieron con ella”, agregó.

Destacó que en una ocasión la misma junta de vecinos del barrio le quitó el punto de drogas a la mujer y la sacó del barrio, pero volvió a instalarse. “Ella nos tiene arropado y lo que no quiero es que esos niños que vienen subiendo se metan al vicio”, dijo Pérez.

Tal como si se tratara de un colmado, la señora Reina Pérez y su hijo Kelvin Ramírez aparecen en un video, dentro de su casa, el cual circula por las redes sociales, en el que se observa a varios individuos acercarse a las puertas de una casa en la que, aparentemente, le venden bolsitas que pudieran contener algún tipo de droga.

“Deme 600 gramos, mamá”, se escucha decir a uno de los compradores amontonados en detrás de la verja de su casa.

Ayer la Dirección Central de Antinarcóticos de la Policía Nacional (Dican) apresó a la señora Reina Pérez Morena, de 60 años, y Kelvin Ramírez Pérez, de 30, quienes para fines de investigación.

En la residencia los agentes ocuparon una porción de marihuana, otra de cocaína, la suma de RD$55 mil 700 pesos en efectivo, 25 relojes, 15 celulares, una tablet, varios accesorios, una tijera y una balanza para pesar drogas.

La intervención se realizó junto a miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Público.

Most Popular Topics

Editor Picks