Aumento en arancel a importación de celulares sube de 3% a 8% 0 18

La Dirección General de Aduanas (DGA), que había decidido aumentar al 20% el gravamen a los celulares importados, dio marcha atrás y lo ajustó en solo 8%.

Mediante un comunicado de prensa, Aduanas explicó que luego de ponderar la utilidad y servicio de estos dispositivos hoy día y tomar en consideración los parámetros de la región en esta materia, se decidió reducir el aumento a un 5% sobre el gravamen que se venía aplicando, estableciendo finalmente el 8%.

Asimismo, dispuso que todas las importaciones de estos artículos que estuvieran en puertos, aeropuertos o en ruta hacia el territorio nacional al momento de la disposición, no se afectarán con el incremento y se les aplicara el 3% de arancel.

Tan pronto se dio a conocer la decisión de Aduanas de cobrar un arancel de 20% a los celulares, diversos sectores comerciales expresaron su repudio a la medida.

Empresas telefónicas

Entre esos sectores estuvieron las empresas de telecomunicaciones Altice Dominicana y Claro Dominicana, quienes emitieron un comunicado en el que expresan preocupación por la medida dispuesta por la Dirección General de Aduanas, que aumenta la tasa de arancelaria que fijó en un 20% los impuestos por la importación de teléfonos celulares.

Consideraron que la medida afecta de manera directa al consumidor final, agregando un alto cargo adicional que restringe su capacidad de adquirir estos dispositivos.

“Los teléfonos móviles representan un bien indispensable en la comunicación de los dominicanos, ya que las mayores conexiones a internet y el contenido que ofrecen, se realizan principalmente por esta vía”, indicaron.

Consideraron el aumento “contraproducente con los objetivos de desarrollo y crecimiento del país, en el marco de la iniciativa gubernamental República Digital, que busca cerrar la brecha digital e impulsar la inclusión social a través del uso de las tecnologías”.

Añadieron que la medida perjudica el mercado formal para la compra de estos equipos, puesto que de ser implementada, promueve la nociva práctica de contrabando.

“Las telecomunicaciones en República Dominicana son altamente gravadas. Somos el segundo país de la región de Latinoamérica y el sexto del mundo con la mayor carga impositiva, de acuerdo con un reporte de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones”, indica el comunicado.

Precisaron que en la nación, el sector de las telecomunicaciones paga un 30% de impuestos, de los que el 18% son por ITBIS, 10% de Impuesto Selectivo al Consumo y 2% para el desarrollo de las telecomunicaciones.

Ambas empresas consideraron prudente que se mantenga el 3% del arancel actual a los teléfonos móviles y que se inicie un proceso de revisión para su reducción como ha ocurrido en la mayor parte de los países de la región.

Desmiente el cobro de Itbis a medicinas y vitaminas

La Dirección General de Aduanas desmintió que esté aplicando el impuesto a la transferencia de bienes industrializados y servicios (Itbis) a medicamentos y vitaminas, y atribuyó la información que circuló en las redes a intereses particulares y voces malintencionadas.

La institución aprovechó para precisar que sí trabaja en la identificación de estos productos, para evitar cualquier medida que afecte a los que son consumidos por los segmentos sensibles de la población, como los infantes, niños, envejecientes, convalecientes y personas con ciertos padecimientos de salud, cuya alimentación depende, muchas veces, de algunos suplementos nutricionales específicos.

Recordó que la industria farmacéutica está tan protegida, que sus productos y materia prima importados tienen arancel cero, tampoco pagan Itbis, como dice el artículo 343 del Código Tributario, el artículo 13 literal “K” del arancel de aduanas, y las subpartidas específicas correspondientes a medicamentos de uso humano y animal.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Andrés Bautista, acusado de incurrir en lavado 0 23

La investigación sobre los sobornos pagados por Odebrecht en el país que durante más de un año realizó un equipo de fiscales de carrera permitió establecer que el exsenador y expresidente del Senado de la República, Porfirio Andrés Bautista García, no consignó en sus declaraciones juradas de patrimonio, cuentas bancarias y otros bienes en los que mediante estas pesquisas se encontraron rastros del enriquecimiento ilícito por más de mil millones de pesos, dijo el ministerio público.

Igualmente, en la acusación presentada contra Bautista García, se afirma que, además de recibir sobornos pagados por la constructora brasileña y, de paso, blanquear dinero ilícito, el imputado se habría enriquecido ilícitamente mientras ejerció sus funciones como senador por la provincia Espaillat desde el año 1998 hasta el 2006.

Indica el periódico Listín Diario que en su primera declaración jurada de bienes como funcionario público, de fecha 30 de mayo de 2003, el imputado Bautista García presentó un balance negativo de bienes patrimoniales. En el mismo orden, declaró que para esa fecha el patrimonio neto compuesto por el personal, más el compartido con Serafín Wilfrido Bautista García y José Rafael López Deschamps, es negativo, por un monto de menos de dos millones cuatrocientos diez mil ochocientos doce pesos con veintinueve centavos (RD$2,410,812.29), resultado que se obtiene de la diferencia de los activos y los pasivos declarados, siendo los pasivos mayores que los activos.

Comparación ingresos

Tras el órgano acusador realizar la comparación de la declaración jurada de patrimonio del año 2003 (depositada en 2004) con la declaración jurada que posteriormente hizo el imputado Bautista García, el 4 de octubre de 2006, para el período legislativo 2006-2010, se determinó que, al margen de las exorbitantes cifras bancarias excluidas, el encartado incrementó su patrimonio sin explicación razonable de su origen.

El Ministerio Público estableció que dicho imputado, de tener cuatro millones ochocientos veintiocho mil seiscientos veintidós pesos dominicanos con setenta y dos centavos (RD$4,828,622.72) en 2003, pasó a tener un incremento patrimonial estimado en treinta y seis millones setecientos setenta y seis mil novecientos veintitrés pesos.

Reina tenia mas de 15 años operando con punto de droga 0 51

Vecinos de la señora Reina Pérez Morena aseguran que ella es “buena y honesta, que solo vendía su clerencito”, pero que, por envidia, le pusieron una trampa para que la apresaran.

Sin embargo, otros aseguran que ella tenía al barrio en zozobra, con el punto de drogas que operaba junto a su hijo, Kelvin Ramírez Pérez, desde hace más de 15 años.

Según contó el señor José Ortiz, la venta de drogas era de conocimiento para los lugareños y los mismos agentes de la policía que visitaban la zona, porque se hacía a toda hora del día, noches y madrugadas, tal cual ocurre en algunos de los colmados.

Dijo que su punto de droga era popular y que atraía a gente desconocida para ellos, desde diversos lugares de la capital, los cuales se abastecían de drogas en su casa.

“Ella vendía drogas, vendía drogas ahí, y eso lo sabe todo el mundo, hasta los mismos policías”, dijo el vecino.

Otro hombre, que prefirió no revelar su identidad, informó que en la casa de la señora, de 60 años de edad, ubicada en un callejón de la calle Alto del Chivo, del sector La Venta de Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste, los policías la frecuentaban, aunque no sabe a qué iban. “Eso siempre estaba lleno de policías. Ellos siempre venían a su casa y nunca se metieron con ella”, agregó.

Destacó que en una ocasión la misma junta de vecinos del barrio le quitó el punto de drogas a la mujer y la sacó del barrio, pero volvió a instalarse. “Ella nos tiene arropado y lo que no quiero es que esos niños que vienen subiendo se metan al vicio”, dijo Pérez.

Tal como si se tratara de un colmado, la señora Reina Pérez y su hijo Kelvin Ramírez aparecen en un video, dentro de su casa, el cual circula por las redes sociales, en el que se observa a varios individuos acercarse a las puertas de una casa en la que, aparentemente, le venden bolsitas que pudieran contener algún tipo de droga.

“Deme 600 gramos, mamá”, se escucha decir a uno de los compradores amontonados en detrás de la verja de su casa.

Ayer la Dirección Central de Antinarcóticos de la Policía Nacional (Dican) apresó a la señora Reina Pérez Morena, de 60 años, y Kelvin Ramírez Pérez, de 30, quienes para fines de investigación.

En la residencia los agentes ocuparon una porción de marihuana, otra de cocaína, la suma de RD$55 mil 700 pesos en efectivo, 25 relojes, 15 celulares, una tablet, varios accesorios, una tijera y una balanza para pesar drogas.

La intervención se realizó junto a miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Público.

Most Popular Topics

Editor Picks