Aumento en arancel a importación de celulares sube de 3% a 8% 0 94

La Dirección General de Aduanas (DGA), que había decidido aumentar al 20% el gravamen a los celulares importados, dio marcha atrás y lo ajustó en solo 8%.

Mediante un comunicado de prensa, Aduanas explicó que luego de ponderar la utilidad y servicio de estos dispositivos hoy día y tomar en consideración los parámetros de la región en esta materia, se decidió reducir el aumento a un 5% sobre el gravamen que se venía aplicando, estableciendo finalmente el 8%.

Asimismo, dispuso que todas las importaciones de estos artículos que estuvieran en puertos, aeropuertos o en ruta hacia el territorio nacional al momento de la disposición, no se afectarán con el incremento y se les aplicara el 3% de arancel.

Tan pronto se dio a conocer la decisión de Aduanas de cobrar un arancel de 20% a los celulares, diversos sectores comerciales expresaron su repudio a la medida.

Empresas telefónicas

Entre esos sectores estuvieron las empresas de telecomunicaciones Altice Dominicana y Claro Dominicana, quienes emitieron un comunicado en el que expresan preocupación por la medida dispuesta por la Dirección General de Aduanas, que aumenta la tasa de arancelaria que fijó en un 20% los impuestos por la importación de teléfonos celulares.

Consideraron que la medida afecta de manera directa al consumidor final, agregando un alto cargo adicional que restringe su capacidad de adquirir estos dispositivos.

“Los teléfonos móviles representan un bien indispensable en la comunicación de los dominicanos, ya que las mayores conexiones a internet y el contenido que ofrecen, se realizan principalmente por esta vía”, indicaron.

Consideraron el aumento “contraproducente con los objetivos de desarrollo y crecimiento del país, en el marco de la iniciativa gubernamental República Digital, que busca cerrar la brecha digital e impulsar la inclusión social a través del uso de las tecnologías”.

Añadieron que la medida perjudica el mercado formal para la compra de estos equipos, puesto que de ser implementada, promueve la nociva práctica de contrabando.

“Las telecomunicaciones en República Dominicana son altamente gravadas. Somos el segundo país de la región de Latinoamérica y el sexto del mundo con la mayor carga impositiva, de acuerdo con un reporte de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones”, indica el comunicado.

Precisaron que en la nación, el sector de las telecomunicaciones paga un 30% de impuestos, de los que el 18% son por ITBIS, 10% de Impuesto Selectivo al Consumo y 2% para el desarrollo de las telecomunicaciones.

Ambas empresas consideraron prudente que se mantenga el 3% del arancel actual a los teléfonos móviles y que se inicie un proceso de revisión para su reducción como ha ocurrido en la mayor parte de los países de la región.

Desmiente el cobro de Itbis a medicinas y vitaminas

La Dirección General de Aduanas desmintió que esté aplicando el impuesto a la transferencia de bienes industrializados y servicios (Itbis) a medicamentos y vitaminas, y atribuyó la información que circuló en las redes a intereses particulares y voces malintencionadas.

La institución aprovechó para precisar que sí trabaja en la identificación de estos productos, para evitar cualquier medida que afecte a los que son consumidos por los segmentos sensibles de la población, como los infantes, niños, envejecientes, convalecientes y personas con ciertos padecimientos de salud, cuya alimentación depende, muchas veces, de algunos suplementos nutricionales específicos.

Recordó que la industria farmacéutica está tan protegida, que sus productos y materia prima importados tienen arancel cero, tampoco pagan Itbis, como dice el artículo 343 del Código Tributario, el artículo 13 literal “K” del arancel de aduanas, y las subpartidas específicas correspondientes a medicamentos de uso humano y animal.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

58 % embarazadas en Maternidad de Los Minas tomó alcohol en esa condición 0 123

Un estudio realizado por residentes de perinatología de la Maternidad de Los Minas arrojó que el 58 % de las mujeres consultadas consumieron alcohol durante su embarazo, entre estas las adolescentes.

«Esto es alarmante. Hay que crear conciencia mediante la información oportuna y la orientación sobre los daños que el alcohol produce a la salud del feto», señaló el ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas.

Deficiencias en el desarrollo del cerebro, microcefalia, bajo peso al nacer entre otros padecimientos que conforman el síndrome de alcohólico fetal son algunos de ellos, por lo cual «debe ser uno de los compromisos principales para detener a tiempo esta práctica», sostuvo.

Sánchez Cárdenas, encabezó el acto de apertura de la primera Unidad de Atención a Embarazadas en Consumo de Alcohol y una Sala Amiga de la familia Lactante en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina.

La instalación de estas unidades contaron con el apoyo del Club Rotario Internacional, quien aportó los equipos de la Sala de Lactancia, mientras la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Servicio Nacional de Salud (SNS) ofrecieron la capacitación del personal médico en el tema de Espectro Alcohólico Fetal.

El director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany, saludó la creación de esta unidad y valoró la disposición del personal de la maternidad quienes son los primeros en certificarse en Manejo del Espectro Alcohólico Fetal.

«Pueden tener la seguridad de que esos conocimientos no se quedarán aquí, dispondremos de las medidas y recursos necesarios para que éste personal sirva de multiplicadores y que muy pronto, podamos contar con unidades como esta en las principales maternidades del país», manifestó.

Un medio de Italia denuncia “tecnología obsoleta y sobornos” en Punta Catalina 0 152

La Stampa, uno de los medios más importantes de Italia, señala que la termoeléctrica Punta Catalina, que es instalada en la República Dominicana, posee una tecnología obsoleta y que en torno a la misma ha habido “una avalancha de paquetes de sobornos pagados a políticos de alto nivel” de este país caribeño.

Los señalamientos en este sentido están contenidos en un artículo escrito por Luca Manes, un periodista italiano que dirige la entidad anticorrupción denominada Recommun. Ha sido dado a conocer aquí por el “Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC”, cuyo principal mentor es el ex dirigente izquierdista Enrique de León.

A continuación la traducción al castellano del artículo:

“Una central eléctrica de carbón (y paquetes de sobornos) en el paraíso tropical

Por Luca Manes

Un rincón del paraíso violado, una tecnología y un recurso obsoleto, una avalancha de paquetes de sobornos pagados a políticos de alto nivel. Así es como la historia de la central de carbón de Punta Catalina en la República Dominicana puede resumirse en un puñado de palabras.

Un rincón del paraíso violado, una tecnología y un recurso obsoleto, una avalancha de paquetes de sobornos pagados a políticos de alto nivel. Así es como la historia de la central de carbón de Punta Catalina en la República Dominicana puede resumirse en un puñado de palabras. La mega planta está viendo la luz laboriosamente después de seis años de trabajo en un hermoso tramo de costa a unos cincuenta kilómetros de Santo Domingo. El pequeño puerto donde los barcos que transportan polvo negro de Colombia y otros países exportadores atracan directamente en el Mar Caribe, creando una especie de oxímoron entre la belleza natural y la fuente de energía más sucia del planeta. En los alrededores del astillero no hay cultivos de caña de azúcar, café y mango, estos últimos tan valiosos por su sabor que con las emisiones es casi seguro que perderán la certificación especial. También porque Punta Catalina, a plena capacidad capaz de producir 720 MW de energía, es un tipo de planta obsoleta, con la ineficiente tecnología “subcrítica”, de las que, incluso en China, no se consideran más adecuadas para construir.

Sin embargo, los impactos ambientales perjudiciales no son el único elemento controvertido de este trabajo.

Luca Manes, periodista italiano.

La génesis del proyecto siempre ha estado ligada al mega-escándalo internacional Lava Jato (lavado de autos), que en Brasil ha volado los gobiernos de izquierda liderados por Lula Da Silva y Dilma Rousseff y decapitado a los jefes de empresas clave como la petrolera Petrobras y la constructora Odebrecht. Este último ha sido culpable de corrupción en 12 países de América Latina y África y sólo en la República Dominicana había trasladado su clasificación central de sobornos cuando en Brasil los magistrados habían notado que había algo anormal en las cuentas de las empresas.

Durante un juicio en Estados Unidos, Odebrecht aceptó una multa de 3.500 millones de dólares tras admitir haber pagado 788 millones de dólares en sobornos en todo el mundo. Con la excepción de Venezuela, la República Dominicana es el país donde más paquetes de sobornos se han distribuido (92 millones de dólares entre 2001 y 2014). “Formalmente” los sobornos no habrían sido pagados por Punta Catalina, al menos según investigaciones locales, aunque el contrato para la construcción de la planta es, con mucho, el más grande para Odebrecht en la República Dominicana y la mala reputación adquirida por Odebrecht llevó en 2018 a cinco bancos europeos a retirarse del financiamiento. Unicredit, Deutsche Bank, ING, Société Générale y Santander habían concedido fondos por valor de 600 millones de dólares, todos ellos garantizados por la agencia italiana de crédito a la exportación Sace, de los cuales sólo se había pagado la mitad.

El pasado mes de marzo se abrió también un frente italiano. Marie Tecnimont, integrante del consorcio de construcción junto con Odebrecht y la empresa local Estrella, está siendo investigada por el Ministerio Público de Milán, también a raíz de la denuncia presentada por la organización anticorrupción italiana Re:Common. La empresa italiana negó públicamente todos los cargos después de que sus oficinas fueran visitadas por la policía financiera.

Mientras tanto, la central eléctrica sigue estando rezagada. Se suponía que estaría lista en 2017, luego en los últimos meses de 2018, ahora la primera fase de producción apenas ha comenzado y sólo para la primera de las dos unidades previstas. Pero parece que ya hay enormes problemas técnicos y todo se ha detenido de nuevo. Esta es una mala noticia para el gobierno local, que es muy “contiguo” a Odebrecht y que, sin la ayuda de los bancos occidentales, ha tenido que pagar casi exclusivamente de su propio bolsillo los primeros dos mil millones de dólares de una cuenta final que podría superar los tres mil millones. Odebrecht pide otros 700 millones, la misma cantidad que podría obtener Tecnimont tras el arbitraje. Y pensar que en la licitación una empresa china había fijado el precio en 1.200 millones, no menos de 800 millones menos de lo que Odebrecht exigía.

El aspecto más positivo de todo este asunto es la masiva y continua protesta de la población local contra Punta Catalina, vista como un símbolo de devastación ambiental y corrupción. La plataforma compuesta de activistas y asociaciones que ha estado saliendo a las calles mensualmente durante más de dos años se llama “Marcha Verde” y pide la dimisión del gobierno. Según Enrique de León, activista del Comité Dominicano de Lucha contra el Cambio Climático, “las autoridades dominicanas deben saber que no están solas en el mundo y que los crímenes cometidos por Odebrecht y sus socios son de naturaleza transnacional y, por lo tanto, pueden ser castigados por el sistema judicial de otros países”.

Para ver la versión en italiano del artículo, dar clic aqui:

https://www.lastampa.it/2019/04/24/scienza/una-centrale-a-carbone-e-a-mazzette-nel-paradiso-tropicale-oCsLYBvt7w1KHm9iJUL0vN/pagina.html?lgut=1

Most Popular Topics

Editor Picks